miércoles, 27 de febrero de 2013

Siguen las chicas explosivas rompiendo corazones

Juan Carlos Machorro
En México se tiene la fortuna de ser una nación que recibe a infinidad de profesionales de la comunicación y del modelaje de países de toda Latinoamérica; lo cual se refleja en las pantallas de los medios digitales de comunicación, así como en los diversos eventos donde modelos o edecanes dan una muestra de la belleza femenina de nuestro continente.
Ejemplo de ello es Alexa, una chica capitalina, cuya belleza y piel morena le distinguen y que dice estar pensando quizá en ser una diva de la lucha libre mexicana, declara que este 2013 es un año para continuar trabajando con todo el animó y esfuerzo que el modelaje exige.


Carismática, de amplia sonrisa, temple serio, señala esta chica integrante de las “Chicas Explosivas”, que hacen gozar la pupila de quienes pueden apreciarlas en las pasarelas de la Zona Metropolitana de la Ciudad de México.
Sus ojos miran profundamente al ir platicando que empezó en el modelaje por gusto, necesidad y curiosidad; lo cual poco a poco fue derivando en que le empezarán a participar en pasarelas y de ahí paso a estar en muchos eventos; que es coronado con ser la creadora y realizar diversos performance de gogo-dance y otros shows.
Sonriente en todo momento, dice que el estar de buen humor y darle una sonrisa a todo mundo es algo que siempre le gusta; describe que en sus performance son variados como es pintarse el cuerpo de plateado tipo Diosa azteca a ángel negro.

Por su parte, tenemos el caso de una chica de origen venezolana, llamada Wilany Echezuria, una chica de cabellos castaños, jovencita, semblante serio pero cuya sonrisa es amplia, de talle delgado, de ojos cristalinos, y de un acento de voz rítmico del caribe sudamericano y que apenas sobrepasa los cinco meses de vivir en México.
Esta chica de voz tenue, quien tiene estudios de comunicadora social que complementa con el modelaje, está última profesión que ha podido ejercer en la televisión por cable y en Televisa Deportes, menciona que llego a México por tener varios amigos en nuestro territorio y ante los problemas laborales de Venezuela le hicieron decidirse el residir y trabajar en tierras aztecas.
En entrevista con este reportero, esta mujer de gran belleza sudamericana, herencia de las playas venezolanas y su amplia fama de féminas hermosas, acepta que abrirse camino en el modelaje es muy complicado, pero no pierde el ánimo; “existe mucha competencia y aquí hay muchas mujeres bellas de México como Venezuela así como otros países, pero lo esencial es irse dando a conocer, que muchos de los encargados de eventos, agencias, televisoras, etc, sepan de ti y siempre estar trabajando, siguiendo este camino con base a estar preparada”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada