martes, 18 de septiembre de 2018

“Emojis”, parte de la comunicación cotidiana


Los emojis, este icono simbolico de los sistemas de dispositivos celulares en diversos programas como whats app, redes sociales, entre otros, se han incorporado al lenguaje cotidiano, y se mezclan con el alfabeto, lo agilizan y dan muestra de que las formas de comunicación son dinámicas y están en constante desarrollo. Incluso, crean innovadoras maneras de expresión como los “poemojis”, una nueva forma poética en la que se combinan con palabras.
Sobre estos gráficos de uso generalizado en el mundo, cuyo significado trasciende al idioma o al nivel en el manejo del lenguaje, reflexionó Celia Díaz Argüero, del Instituto de Investigaciones Filológicas (IIFL) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
Dijo que “estas imágenes o pictogramas usados para expresarnos demuestran que las formas alfabéticas no son las únicas que existen”, afirmó la especialista en adquisición y desarrollo de la lengua escrita.
Recordó que emoji es una palabra japonesa utilizada para designar las imágenes o pictogramas que son usados para expresar una idea, emoción o sentimiento en los medios de comunicación digitales.
Su nombre se compone de un signo japonés equivalente a nuestra “e”, y “moji”, que significa letra. 

En español su pronunciación es “emoyi”, y el concepto es la versión nipona del emoticón o emoticono, término que proviene del inglés “emoticon”, que deriva de los vocablos “emotion”, que significa emoción, e “icon” que significa ícono, símbolo o representación gráfica.
Los emojis son tan populares entre los usuarios de Internet y de teléfonos inteligentes, que la carita sonriente con lágrimas de risa o alegría fue elegida como la “palabra del año” en 2015 por la Oxford University Press, recordó Díaz Argüero.
Además, desde 2016 la empresa Apple celebra el Día Mundial del Emoji, ejemplo del desarrollo que estos símbolos tienen en nuestros días.
“Pasaron casi dos mil años para que el papel llegara de Oriente a Occidente, pero sólo han transcurrido 20 años desde que un japonés, diseñador de interfaces, elaborara este conjunto de formas gráficas para que todo el mundo las necesite”, resaltó.
Además, en la Edad Media hacer un libro en pergamino significaba el trabajo de varios meses, y hoy se hace uno en apenas siete minutos con el uso de las tecnologías.
Detalló que “más allá de que podamos cuestionar o argumentar si los emojis son formas de arte, el hecho es que han pasado a formar parte de nuestra comunicación cotidiana, y esto hace que sean un elemento que por lo menos merece una reflexión.”
Las formas alfabéticas a las que estamos acostumbrados no son las únicas que existen. El lenguaje es un objeto cultural ligado a las transformaciones tecnológicas, a los modos de vida y a la manera en que nos relacionamos los humanos, dijo.
Finalmente, Díaz Argüero expuso que en el caso de la escritura es importante entender que el lenguaje escrito no se reduce a las formas de las letras.

Cuando el polvo se asienta


Por Salma Hayek Pinault
Quizá porque en México aprendí a amar, sentí por primera vez el mar, el sol, donde mis ojos descubrieron mi primer atardecer. Quizá porque México entre tantas cosas me enseñó a soñar. O como diría el poeta Joan Manuel Serrat “quizá porque mi niñez sigue jugando en sus playas”. No importa cuántas historias y culturas pasen por mis venas, ni en cuántos países viva o qué tan lejos me vaya, a México siempre lo llevo en el corazón.
El 19 de septiembre de 1985, en la Ciudad de México, me tocó vivir las consecuencias del temblor que trágicamente nos quitó tanto. A pesar del dolor y del gran sentido de solidaridad que nos impulsó a unirnos y a trabajar juntos, después de treinta años seguían en pie algunos de los campamentos temporales, donde cientos de damnificados vivían esperando un hogar. Entre las múltiples historias de este triste limbo están las de los niños —y los niños de esos niños— que ahí nacieron, crecieron y vieron morir a sus padres.
Permanecieron en diminutas chozas de lámina, hasta que en 2015 desaparecieron los campamentos como para intentar borrar una evidente herida en la ciudad y, con ello, las últimas gotas de esperanza de sus víctimas.
El 19 de septiembre de 2017 recibí la noticia de que nuestra tierra volvió a temblar, devastando nuevamente a mi adorado México. Aún con el corazón roto por las víctimas, me llené de orgullo al ver que, una vez más, mis compatriotas se unieron y salieron a salvar vidas y dar refugio a quienes lo perdieron todo. Este espíritu de lucha, que nos caracteriza, inspiró al mundo entero, especialmente a los mexicanos que vivimos en el extranjero.

Como sucede en todo desastre natural, en cualquier parte del mundo, la participación es más activa y vigorosa en las primeras fases de la emergencia. Pero desafortunadamente cuando el polvo se asienta, el apoyo se empieza a disolver. Por esta razón, después de solidarizarme con la asistencia inmediata, en octubre del año pasado, me propuse encontrar una alternativa para ayudar en el proceso de reconstrucción a largo plazo.
Mi primer paso fue buscar socios con quienes compartir mi objetivo de proporcionar un hogar a las familias que se quedaron sin casa. Sé que a veces es difícil confiar en organizaciones cuando uno quiere ayudar y muchas veces es complicado saber en dónde terminan nuestras buenas intenciones. Sin embargo, éste no es el momento de tener los dedos listos para señalar, sino las manos listas para construir.
El primer socio al que me acerqué fue Hábitat para la Humanidad, una organización internacional con una trayectoria extensa y reconocida en reconstrucción. Lo que más me gustó de ellos es que trabajan con una metodología de diseño colaborativo que toma en cuenta los hábitos, las relaciones sociales y las costumbres de las comunidades, así como las necesidades individuales de cada familia.
El segundo socio fue más difícil de encontrar porque mis expectativas eran gigantescas. No sólo buscaba apoyo financiero de una empresa que tuviera la infraestructura para darle a este proyecto seguimiento constante y presente —lo cual para mí era logísticamente imposible—, sino que también esperaba de ellos un compromiso a largo plazo.
Este esfuerzo requería una empresa cuyo interés por el bienestar de México fuera sincero.
Después de una larga investigación, descubrí que PepsiCo —la que ya conocía por su excepcional labor en pro del empoderamiento de la mujer— tiene un gran compromiso social con las comunidades más necesitadas: desde proporcionar acceso al agua, hasta implementar programas de apoyo alimentario.
Precisamente por este sentido de responsabilidad social, PepsiCo fue una de las primeras organizaciones en involucrarse después del sismo, al donar de manera generosa a la Cruz Roja Internacional y a la Pan American Development Foundation. Sería normal pensar que, como ya habían dado recursos a estas reconocidas instituciones, no iban a querer participar en este proyecto mío sin nombre, pero, a veces, para lograr lo extraordinario hay que salirse de lo normal. Así que les presenté todo el trabajo que había por hacer y, junto con Hábitat para la Humanidad, hicimos una propuesta de soluciones a largo plazo.
PepsiCo aceptó con entusiasmo participar y lo que por un momento me pareció imposible se convirtió en realidad y me llenó de esperanza.
Al trabajar juntos, detectamos que algunas de las comunidades más necesitadas y con menos ayuda estaban en Morelos. Hoy, gracias a PepsiCo y Hábitat para la Humanidad, se están construyendo 180 casas. Casas que se convertirán en el hogar de 800 mexicanos, incluyendo muchos niños que recordarán para siempre cómo sus madres y sus padres, con la ayuda de sus vecinos, guiados por arquitectos mexicanos, trabajaron juntos para celebrar su individualidad y respetar su dignidad.
Me entusiasma ver cómo las casas avanzan día a día: en algunas apenas se están colocando cimientos y ladrillos, otras (cincuenta) se estarán entregando en las próximas semanas. Pero lo que más me emociona, es que se ha renovado el sentido de comunidad, de pertenencia y de solidaridad. Me siento feliz y orgullosa de decir que esta experiencia ha sido extraordinaria.
El año pasado hice una invitación a participar en Crowdrise, dentro de una plataforma que abrí para beneficio de los niños víctimas del temblor. Para mí, lo más significativo fue que JUNTOS donamos casi un millón de dólares a UNICEF. Un año después y con la oportunidad de un nuevo comienzo para nuestro país, les hago una invitación completamente diferente, en especial a todos mis compatriotas que están a punto de entrar al poder. Los invito a soñar un sueño colectivo por un nuevo México, hecho a mano y con el corazón, en donde la normalidad no es la que terminamos aceptando por resignación sino la que creamos con convicción JUNTOS.
En medio de la incertidumbre, volver a empezar nos da el valor de volver a soñar. Hoy tengo el sueño de que ningún damnificado quede desamparado y de que la gran bondad de los mexicanos sea la característica que nos defina. Quizá porque cuando uno se aleja de lo que ama tiende a valorarlo más, incluso a idealizarlo, nunca perderé la esperanza de un México mejor.

Anuncian celebración del Señor México y Señorita México Fitness 2018


Víctor Hernández, presidente de la Asociación Mexicana de Fisicoculturismo y Acondicionamiento Físico y Fitness (AMFAF-NABBA México), anunció que el 23 de septiembre venidero se celebrará el certamen nacional Señor México y Señorita México Fitness 2018, del cual saldrán los representantes nacionales para el Míster Universo de la NABBA a efectuarse en Inglaterra.
Este evento es la conclusión de las competencias de este 2018, en donde se estima este presentes unos 400 representantes en todas sus categorías que participarán en esta actividad a celebrarse a partir de las 13 horas en el Centro Cultural Venustiano Carranza, a espaldas de la Alcaldía.


Míster Universo de la National Amateur de Body Builder´s Association (NABBA), es el objetivo final de los ganadores y que podrán asistir a Birmingham, Inglaterra, como el año pasado ocurrió con los vigentes monarcas, el chihuahuense Luis Cisneros, Señor México; la coahuilense Alejandra Lozano, Miss Bikini; Patricia Sánchez, Figura Femenil Absoluta y Jesse Guerrero, Mens Sport y Beach Model Absoluto 2017.
Cabe mencionar que Míster Universo, es el certamen de fisicoculturismo que lanzó a la fama mundial a Arnold Swarsenegger.
El directivo de la AMFAF declaró que "afortunadamente cada vez hay más y más jóvenes que se acercan al fisicoculturismo como disciplina deportiva y eso es bueno, pues no sólo buscan tener una buena imagen, sino también salud ", reconociendo que este deporte requiere de más patrocinios para así detonar más en el gusto de los mexicanos.
Ejemplificó que son tales los resultados, que se tiene entre sus filas a Carmen García, primera y única Miss Universo mexicana (Río de Janeiro, Brasil 2017), así como Éder Gómez, campeón nacional Sport Model y David Carrasco, campeón Bermuda Model y que representará a México en noviembre próximo, en los Mundiales de la WFF de Huntington Beach, California.
Los campeones absolutos en la categoría Bodybuilding y Figura Absolutos ganarán su viaje con todo pagado al Míster Universo, mientras que el ganador en Bermuda Model y Bikini Model absolutos tendrán su pase a la Panamerican Cup.




Afecta Cambio climático la reproducción en reptiles


Tortugas, cocodrilos y algunas especies de lagartijas podrían verse afectados por el Cambio Climático actual en el planeta ya que estas especies tienen algo muy peculiar en común: la temperatura durante la incubación determina el sexo de las crías. 
“Existen muchos mecanismos para definir el sexo de los organismos en cada especie; en el caso de algunos reptiles, como las tortugas marinas, la temperatura es crucial pues, dependiendo de la especie, temperaturas específicas durante la incubación de los huevos determinan el sexo de cada cría” explicó Paola Cornejo Páramo, de Ciencias Genómicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), campus estado de Morelos.
La investigación busca conocer los factores que influyen en la evolución  de los mecanismos que determinan el sexo usando como modelo a los reptiles. “En los reptiles los sistemas de determinación del sexo son variados y muy dinámicos, su sexo puede estar determinado por la temperatura del ambiente o por la presencia de cromosomas sexuales, es por ello que los reptiles son un grupo ideal para estudiar la evolución de estos sistemas”.
Añadió que “nuestra investigación busca identificar los factores, entre ellos factores ambientales, que influyen en la evolución de los sistemas de determinación del sexo así como las consecuencias que podría tener la presencia de uno u otro sistema para los organismos”.
Las especies de tortugas marinas podrían ser más vulnerables ante el cambio climático ya que temperaturas más altas pueden generar mayor producción de individuos de un determinado sexo.
De acuerdo con Cornejo Páramo, las tortugas censan la temperatura del nido con receptores presentes en sus patas. Actualmente “estas especies podrían tener cambios en su comportamiento de anidamiento para contrarrestar el aumento de temperatura, aunque podría no ser  suficiente. Si la temperatura sigue subiendo las poblaciones podrían reducirse”.

Esto significaría un gran riesgo para las siete especies de las ocho tortugas marinas que existen en el mundo; y que viven y anidan en México. Esto de acuerdo con la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio).
Finalmente, la determinación del sexo por temperatura es solo uno de los múltiples mecanismos que existen en la naturaleza. Si hablamos solo de especies de reptiles, existen en el mundo cerca de 9 mil 547, y se conoce el sistema de determinación del sexo para alrededor de 550 especies. 
La investigación en curso es realizado entre la UNAM y la Universidad de Bath, Reino Unido y los investigadores se encuentran analizando más de 200 especies de reptiles para entender más sobre la influencia de factores ambientales en la determinación del sexo, por qué cambian y qué implicaciones tiene para la fisiología del organismo.

Apoya Hoteles City la conservación del Águila Real


La cadena Hoteles City Express promueve en la conservación del águila real; especie emblemática en la historia y cultura de México, la cual, desafortunadamente, está categorizada como una especie amenazada.
En alianza con el Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza, A. C. (FMCN), realiza acciones enfocadas en la recuperación, conservación de su hábitat y de sus principales presas (liebres, conejos, tlacuaches, ardillas y perrito de la pradera); además, contribuye a la generación de conocimiento sobre esta ave rapaz que habita en 10 estados de la República Mexicana: Baja California Norte, Aguascalientes, Zacatecas, Durango, San Luis Potosí, Guanajuato, Chihuahua, Coahuila, Jalisco y Sonora.
En los últimos años los resultados del programa Recuperación de las Poblaciones de Águila Real y su Hábitat en México han sido muy satisfactorios, se pasó de un registro de 81 parejas reproductivas a 138, aumentado 67% de registros.
Este compromiso que Hoteles City Express se planteó hace más de cuatro años, forma parte de su Política de Sostenibilidad, la cual busca ser un catalizador de impactos positivos en cada una de las comunidades donde opera y que ejecutada por su Comité de Sostenibilidad bajo tres líneas de acción: conservación del medio ambiente, creación de valor económico y contribución positiva a la sociedad. Sus prácticas han posicionado a Hoteles City Express como una de las empresas líderes en innovación y sustentabilidad en México.


Árboles urbanos, una solución para olas de calor en las ciudades


 El calor asfixiante que se presenta en las ciudades puede ser un peligro para la salud y en este verano en Estados Unidos en el que se han roto los récords de calor, algunas personas están en mayor peligro que otras. Los adultos mayores y los niños más jóvenes son más propensos a los golpes de calor y otros padecimientos relacionados a éste.
Jad Daley, representante de American Forests,  la organización de conservación más antigua de Estados Unidos, indicó que para mitigar esta realidad una de las mejores soluciones es la de plantar más árboles urbanos.
Ya que los árboles ayudan a enfriar el ambiente al proporcionar sombra en las ciudades, y reducen el calor intenso conocido como “isla de calor’, que hace que las ciudades sean mucho más calientes que los alrededores. Las islas de calor se forman cuando las superficies como las banquetas, caminos y estacionamientos absorben la luz del sol y luego crean un efecto de horno cuando el calor se eleva en la ciudad.
Las islas de calor aprovechan un día caluroso y elevan la temperatura unos cuantos grados más. Las temperaturas en estas áreas de calor alto, pueden todavía elevarse más de 5 grados Fahrenheit durante el día y 22 grados durante la noche, ya que el calor que fue absorbido durante el día es irradiado durante la noche. Estas temperaturas van de la mano con el aumento en las temperaturas durante los veranos, debido al cambio climático.
“Ahí es donde los árboles entran en acción. Una cubierta forestal urbana sana puede proporcionar a nuestras ciudades la sombra que necesitan.  Si se seleccionan y plantan adecuadamente, los árboles sembrados pueden reducir la temperatura exterior entre un 20 y 40 por ciento, y brindar un enfriamiento adicional a través de la evapotranspiración—que es una manera de proveer aire acondicionado natural”, dijo.

Los bosques urbanos más grandes crean un espacio de aire más fresco y lo diseminan a vecindarios cercanos al tiempo que mejoran los patrones de corrientes de aire locales.
Refrescar las ciudades es un asunto de vida o muerte. El Centro para Control de Enfermedades de EEUU denomina a la exposición al calor como la principal causa de muerte relacionada con el clima en los Estados Unidos. Incluso, a mediano plazo, este problema se agravará un estudio de la Escuela Rollins de Salud Pública, en la Universidad de Emory, proyectó un incremento dramático en las muertes relacionadas con el clima en las ciudades del este para mediados de este siglo.
Las comunidades de bajos ingresos cargan el peso de ciudades sobrecalentadas como el resultado de la alarmante correlación inversa entre la cubierta forestal y los ingresos económicos.
De acuerdo con el Departamento de Salud, más de 13 millones de hogares en los EEUU no cuentan con aire acondicionado. Esto incluye a más de 23 mil casas en el Distrito de Columbia (D.C.) y 596 mil en la Ciudad de Nueva York. Para agravar esta situación, las personas con menos ingresos que no pueden pagar por aire acondicionado, se encuentran afectadas en la salud por condiciones que las vuelven más vulnerables al calor.
Detalló que por esa razón Bosques Americanos, considera el hecho de expandir la cubierta forestal a los vecindarios de bajos ingresos como una acción imperante. Mientras que muchas ciudades y sus aliados están teniendo importantes avances, nosotros necesitamos hacer más y mucho más rápido las cosas para traer la climatización natural que proveen los árboles a cada vecindario.
Invertir en árboles debería ser una venta fácil. Los árboles urbanos generan a los dueños de casas ahorros por 7.8 miles de millones de dólares en costos de energía, reduciendo el consumo de energía en un 7.2 por ciento. Este es un asunto tanto financiero como de salud y de seguridad.
Todos esos ahorros de energía son también ahorros en las emisiones de carbono, lo que ayuda a las ciudades a frenar el cambio climático. Si se añade el hecho de que los árboles urbanos en los Estados Unidos, cada año absorben casi 100 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono de la atmósfera, se entenderá por qué los árboles urbanos juegan un rol tan importante en auxiliar a las ciudades en tomar acción para frenar el cambio climático.
Por ello, invitó a que las ciudades realicen esta inversión. Con base a programas federales como el Programa de Silvicultura Urbana y Comunitaria del Servicio Forestal de los EEUU; programas estatales como el Programa de Silvicultura Urbana y Comunitaria de California; así como una fuerte inversión municipal. Esfuerzos como el de Un Millón de Árboles Miami, aunados a una mezcla adecuada de inversiones público-privadas,  han mostrado lo que es posible obtener con una gran voluntad de acción.

Deben transformarse las ciudades latinoamericanas para cumplir con el Acuerdo de París


América Latina es la región más urbanizada del mundo en desarrollo. Según datos de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), dos tercios de su población viven en ciudades de 20,000 habitantes o más y casi un 80% en zonas urbanas.
Sin embargo, los asentamientos improvisados, la falta de cobertura y de buena calidad de los servicios básicos, los problemas de transporte privado y colectivo y de espacios públicos, entre otros, representan un desafío para la calidad de vida y también para el cumplimiento de los planes nacionales de acción climática frente al Acuerdo de París.
Por ello, el mexicano José Luis Samaniego, Director de la División de Desarrollo Sostenible y Asentamientos Humanos de CEPAL, la región se sigue urbanizando, ya no con las mega ciudades, sino con aquellas de un tamaño grande, de alrededor de cinco millones, y a finales del siglo XXI será predominante urbana, salvo algunos pequeños parches, lo cual requerirá que la infraestructura sea más adecuada.
Para dar algunos ejemplos de la urbanización en México, la zona metropolitana del Valle de México suma más de 20 millones de habitantes; la de Guadalajara, 4.4 y la de Monterrey, 4.2 millones de pobladores de acuerdo con cifras del Consejo Nacional de Población (2015). Las 74 zonas metropolitanas mexicanas representan casi un 63 por ciento de la población total del país.
Las ciudades latinoamericanas en general se enfrentan al reto de contar con una población cada vez más envejecida con una infraestructura de hasta 60 años de antigüedad, que es necesario ajustar.
El consumo de energía es más alto en las urbes por la industrialización y el número de población que trae consigo el aumento de necesidades sin resolver, México y América Latina necesitan ciudades planificadas y pensadas para ser más eficientes.

Según el Informe Regional Movilidad Eléctrica de Euroclima y ONU Medioambiente, la flota de automóviles en la región llegará a 200 millones de unidades en 2050, lo cual podría agravar esta situación si no se avanza con la celeridad necesaria. El sector transporte es responsable actualmente de un 19% de las emisiones de CO2.
Sin embargo, América Latina tiene la ventaja de contar con la matriz eléctrica más verde del mundo; el 61% de la generación eléctrica es renovable en la región, según datos de la Organización Latinoamericana de Energía (Olade).
A nivel global, el Informe 2018 de REN21 sobre el Estado Global de las Renovables, mostró que la generación de energías renovables experimentó su incremento anual más grande con un 178 GW a nivel global en 2017, si bien las emisiones de dióxido de carbono relacionadas con energía aumentaron 1.4% el pasado año, por lo que la transición no está avanzando a la velocidad requerida
Según Samaniego, para las ciudades latinoamericanas las oportunidades están en mejorar los sistemas de transporte masivo “reorganizándolo, modificando las tecnologías de los vehículos  de modo de hacerlos de una calidad que los vuelva atractivos, que fomente la cohesión social, que sean inclusivos y un motor de desarrollo”
América Latina es el lugar ideal para promover la movilidad eléctrica por su matriz eléctrica tan limpia y este es también el momento adecuado, ya que los costos de los vehículos eléctricos, sobre todo de las baterías, están cayendo un 14%  cada año, lo cual significa que en cinco años el precio de los vehículos eléctricos podría ser equiparable al precio de los vehículos convencionales.
De acuerdo con el Informe Regional sobre Movilidad Eléctrica, el despliegue de este sistema de movilidad en América Latina podría significar un ahorro en combustibles de aproximadamente 85 mil millones de dólares para 2050
Para Alejandro Miranda, ejecutivo principal del CAF, las ciudades en América Latina presentan enormes desafíos pero al mismo tiempo enormes oportunidades para lograr un desarrollo sostenible compatible con el clima.
Otro aspecto importante en la transformación de las ciudades es el tema de la adaptación al cambio climático.  Según Miranda, se requiere impulsar intervenciones holísticas en la planeación urbana y territorial con visión de largo plazo e integrales, que consideren tanto la mitigación como la adaptación al CC, además de acceso a información clara, oportuna y confiable para la toma de decisiones.
Cabe mencionar que este tema será analizado por expertos en el I Congreso Latinoamericano sobre Sostenibilidad, Ecología y Evolución (SEE). Del 26 al 29 de septiembre del 2018 en Parque Viva (La Guácima, Costa Rica).

Recrudece Cambio Climático la sostenibilidad en 271 municipios del país


Miguel Ruiz Cabañas, Subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, dijo que la situación es dramática y la humanidad está llegando a un punto de no retorno en su combate al Cambio Climático  y la fecha límite para cambiar la tendencia global es el 2020, cuestión, que señaló ha sido expresado por la ONU, y que se señalará a esta generación por ser la responsable de no plantear soluciones a futuro.
Se están cumpliendo las mediciones más dramáticas que se pensaban hace unos 15 años atrás. Cuyas afectaciones son visibles y se van agravando, ejemplo es México que tiene infinidad de municipios con afectaciones muy perjudiciales. Siendo principalmente 271 municipios, que ya están afectados directamente por este fenómeno y padecen sequías prolongadas e inundaciones catastróficas, alertó. 
Lamentó que Estados Unidos está fuera del Acuerdo de Paris, y hoy, pese a presencia de sus delegados en reuniones globales, está realidad tiene un efecto desalentador en la lucha climática de otras economías. Se tiene una erosión global en el combate a la lucha climática, pero ha provocado atrasos mundiales en la implementación de los planes y estrategias que requiere el Acuerdo.
Detalló que el combate al Cambio Climático, entre sus aspectos más preocupantes es el financiamiento y la falta de liderazgo, ya que sin dineros no se puede avanzar en los proyectos de mitigación global. Indicó que muchos países en desarrollo siguen sin recibir los dineros mundiales que caen a cuenta gotas.
México, deberá, trabajar en puntos esenciales por la próxima administración para cumplir sus objetivos de adaptación y mitigación y que son fomento a la ciencia para evitar el negacionismo de este fenómeno ya que en el futuro cercano se presentarán escenarios dramáticos; conciencia y elevar que se acabe el ciclo de 'a mí no me va a pasar', eso ya debe dejarse en el pasado; impulsar el liderazgo mundial en donde el país debe seguir siendo un ejemplo en este sector.
Amparo Martínez Arrollo, Directora General del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático, dijo que la Sexta Comunicación de Cambio Climático de México, es una obligación ante la ONU y es una recopilación para evaluar lo que hace falta en combate climático a nivel nacional. Trabajo que detalló, refleja a todos los sectores sociales, oficiales y privados. 
Menciono que si se labora y avanza y esperamos en el caso de México este documento sea una hoja de ruta sobre el qué hacer sobre este fenómeno. “Se requieren metas más visibles y alcanzable e involucrar a mas sectores sociales para alcanzar los objetivos que se requieren”. 

"Era necesario hacer un balance junto con la sociedad, porque necesitamos una reflexión colectiva, transparente y pública para que todos los sectores sepan dónde estamos, qué falta y qué es lo que cada quién tiene que hacer".
 La especialista explicó ante los miembros del Sistema Nacional de Cambio Climático (SINACC), que la Sexta Comunicación Nacional dará cuenta del arreglo institucional que ya nos permite contar con políticas públicas transversales, con la participación del gobierno Federal, Estatales y Municipales, diversos congresos, la sociedad civil y la Comisión Intersecretarial de Cambio Climático (CICC).
En el taller para medios de comunicación, Marco Antonio Heredia, Coordinador General de Cambio Climático para la evaluación de políticas de mitigación y adaptación del INECC, dijo que entre los pendientes nacionales es que no existen instrumentos de política transversales en este sector, información limitada, falta de seguimiento de proyectos y solo se hace al dinero invertido. Aunado a que es urgente incorporar un enfoqué transversal ya que los instrumentos actuales hacen imposible dar seguimiento a las políticas climáticas. 
Esto fue dado a conocer en el Tercer Encuentro Nacional “México ante el Cambio Climático”, en donde Katyna Argueta, Directora de país del Programa Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en México declaró que “el cambio climático se está moviendo más rápido que nosotros, y su velocidad ha provocado un llamado de auxilio en todo el mundo".
Cabe señalar que el informe de la Sexta Comunicación Nacional describe la situación e impacto del cambio climático, reporta sus emisiones de gases y compuestos de efecto invernadero (GEI), las acciones y los retos en cuanto a mitigación y adaptación de cada país, y prioriza las acciones que deben llevarse a cabo ante el fenómeno.