miércoles, 17 de abril de 2019

Océanos; ecosistemas incomprendidos


Los océanos del mundo padecen de una alta incomprensión de la humanidad, desembocando en la alta contaminación que se le provoca a este ecosistema; muestra de ello son las islas de plástico, presencia de microplásticos en su fauna, pesca irracional de sus bancos marinos, entre otros de sus problemas que el hombre le ha provocado.
Cabe mencionar que los océanos proveen servicios ambientales irremplazables con un valor estimado de 24 billones de dólares a nivel global. Pese a ello, el plástico PET se ha convertido en un gran malestar que le atañe. Estimaciones de la ONU indican que cada año 13 millones de toneladas de PET acaban en las aguas del planeta.
Problemática que está rebasando a la humanidad, pese a que estos ecosistemas son los mayores generadores de oxigeno planetario, ejemplo de ello, es que una de cada dos respiraciones del ser humano es de aire  creado en los océanos.
Al respecto, Pedro Zapata, Vicepresidente de la organización internacional Oceana, comentó a este reportero que uno de los factores clave donde se busca incidir para el control de la contaminación de los mares es realizar una pesca sustentable vía la transformación de las políticas públicas.
Ya que, dijo, la pesca y la industria no están peleadas con la conservación marina; más, calificó de muy urgente antes que nada, el controlar el vertido de desechos en los océanos, ya que la ONU estima que cada minuto se arroja a las aguas marinas una carga de desechos del tamaño similar a la carga de un tracto-camión de basura.

“No hay tiempo para dejar las soluciones a otra generación, detalló, se debe buscar las soluciones en la educación poblacional y en la incidencia de las políticas públicas. Labor, que especificó es uno de los principales eslabones de trabajo de esta organización que en 14 años se ha enfocado a temas de pesca sustentable, contaminación oceánica mundial y en política pública en los 30 países que controlan el 90% de pesca planetaria.
Añadió que “el mar es parte de nosotros y nuestro destino está atado a un océano saludable. Por ello, es esencial tener mejores leyes, acordes a la realidad mundial que exige un panorama sustentable en la actualidad y en el futuro”.
Por su parte, Manuel Ruiz, Director de la Fundación Heel Habilidades, organización enfocada en ciencia y conservación marina, informó a este reportero que al paso de una década de trabajos en costas y mares mexicanos, les aprecia muy dañados por el alto consumo de plásticos y desechos que se vierte a los mares, rebasando a los municipios costeros, que son la autoridad encargada de los sistemas de limpia.
En los Estados del pacifico mexicano se padece de basureros al aire libre junto a las costas, lo cuales, acaban tirando sus desechos a las playas, impactando al turismo, aunado a que las corrientes marinas llevan estos desechos hasta aguas de China e Indonesia. Mientras que en el caso del Golfo de México, el fenómeno que se presenta es a la inversa y llegan plásticos PET del sur del continente.
Por ello, indicó que se tiene que trabajar con las autoridades para promover cadenas de valor como fomentar productos textiles que sustituyan el uso de plásticos, aunado a tener campañas educativas para evitar el consumo de botellas PET.
Dijo que “tenemos que trabajar en leyes federales para el control y mitigación de usos de plástico, desde botellas, bolsas y hasta control de los microplásticos que dañan a la fauna y al final al humano; con base a un trabajo gradual. Debemos ser realistas que estas industrias no pueden parar de trabajar de un día al otro”.
Ante dicha realidad, diversas organizaciones ambientales proclaman que se cuente con una nueva legislatura de uso de productos de plástico; normatividad legal que se pide contenga conceptos de educación ambiental; que también el sector turismo trabaje para el reciclado de los plásticos que utiliza, etc. En los estados de Baja California Sur, Querétaro, Jalisco, Veracruz, Quintana Río, San Luis Potosí, ya tienen leyes locales para el control y hasta prohibición de las bolsas y popotes de plástico.
De acuerdo a la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (ANIPAC) en México, el consumo nacional de plástico es de 5.3 millones de toneladas anuales.
Finalmente, Alicia Pérez Porro, investigadora del Museo de Historia Natural del Smitsonian en Washington, DC, puntualizó a EFE dijo que los mares y playas en Latinoamérica padecen del grave problema de plásticos que son arrojados por falta de cultura de sus pobladores.
Lamentó que “da pena y vergüenza siempre apreciar en las playas, bolsas, botellas PET, popotes, etc. que al final dañan a los peces, los arrecifes y al no conocer toda esta biodiversidad se desprecia su cuidado que al final repercute en la pérdida de este patrimonio único en Latinoamérica”.

Digitalización de oficinas no frena el aumento de impresiones en papel


Juan Antonio Martínez Lastra, Director ejecutivo de Sistemas Contino, empresa enfocada al servicio de impresiones de papel, informó a este reportero que la industria de impresión en México crece al 4 al 6% anual. Cabe mencionar que el 40% de los árboles talados en el planeta se usan para producir papel.
Indicó que las oficinas digitales son la tendencia global y se estima que en unos 10 años pueda reducirse el uso de papeles; pero no llegará a cero. Se requieren hojas tangibles para trámites y firmas u documentos físicos que son esenciales en los sistemas de trabajo. Se estima que el promedio mundial de uso de hojas de papel para el trabajo o el estudio por habitante en el mundo es de 3.9 kilogramos per capita.
Recordó hace 15 años se dio un boom con los libros de Harry Potter, que hizo leer en libros a los niños; y siempre aquella que sea información importante se imprime, ayer, hoy y mañana. Cabe mencionar que un árbol produce 8,500 hojas de papel, razón por la cual, hace fundamental el actuar de forma inteligente y eficiente en las oficinas, así como utilizar papel reciclado.
Una persona utiliza alrededor de 500 mil 760 hojas de papel (59 árboles) en un año, informó la Unión Europea, organismo que añade que se necesitan 5,000 litros de agua para producir 500 hojas de papel.
Siendo esencial el rehúso del papel reciclado, pues para conseguir una tonelada de pasta de papel es necesario talar 17 árboles, cada uno de los cuales tarda en crecer 20 años, apreciándose de esta manera, lo que significa el imprimir papel de forma irresponsable.
El empresario de la impresión explicó que la adecuada capacitación y delegación de servicios de fotocopiado permiten hasta un ahorro del 30% en papel; sin importar si son pequeñas, medianas empresas (Pymes) o grandes corporativos. Añadió que un servicio profesional de fotocopiado ataca la ineficiencia en uso incorrecto de impresiones más que el no usarlas, aceptó.

Ello debido a que no se prevé una disminución del papeleo en oficinas, ya que, esencialmente para trámites oficiales; así como en oficinas de diseño, se sigue manteniendo en alza la impresión de papeles.
Declaró que buscan “un crecimiento anual del 15% a través de la atención a las empresas pequeñas, medianas y grandes corporativos, en Sistemas Contino decidimos ir por el mercado nacional de Sistemas Administrados de Impresión”.
El Ingeniero Químico por el Tec de Monterrey, indicó que esta empresa promueve la inversión eficiente de impresoras para ahorro e insumos (tinta, papel, energía, etc) con seis soluciones como es la renovación tecnológica; seguridad en equipos debido a qué hoy son jackeables; administración de usuarios; control de impresiones y seguridad de datos; movilidad digital y uso de la nube; gestión documental.
Más cuando las cifras divulgadas por la Universidad de Guadalajara soslayan que al 2020, se requerirán en el planeta 570 millones de toneladas de papel en forma de hojas a utilizar en escuelas u oficinas. Para alcanzar esos objetivos se requieren usarán 60% de fibra virgen (arbolado por talar) y 40% de reciclada (papel ya usado).
Esta empresa con sede en el puerto de Veracruz, dijo tiene más de 50 años en el mercado de servicios de impresión y labora con 2500 clientes, de los cuales son 50 grandes empresas, así como 200 oficinas gubernamentales y se enfocan a Pymes que no deben atrasarse en digitalización y buen uso de la impresión en papel.
Además, soslayó que se debe ayudar a las empresas mexicanas en la transformación digital con la impresión móvil, es decir, desde la nube, tablets, celulares o laptops; y la gestión documental, lo que agiliza las funciones más comunes de copiado, impresión y escaneo.
Aunado al caso de los gastos económicos en papel en una oficina suben hasta 30 veces al no tener acciones correctas de reciclado de papel, temática enfocada desde su almacenamiento, fotocopiado correcto, impresión y envío. Todos estos gastos, informó Gartner, Inc., equivalen hasta en un 3% de los ingresos de una compañía.
Según información publicada por la organización World Count, cada persona usa más de dos hojas de papel cada hora. Además que en Estados Unidos, Japón y Europa, una persona promedio usa entre 250 y 300 kilos de papel al año. Dicho estudio complementado por la Universidad Tufts, en Estados Unidos, estima que un empleado de oficina estadounidense usa una hoja de papel cada 12 minutos.
Finalmente se debe mencionar que México tiene una superficie forestal de 137 millones de hectáreas (Mha), que representan 70.5% del territorio nacional, según la Comisión Nacional Forestal (Conafor). De esa superficie, 65 Mha son áreas arboladas y, de ello, 23% es bosque templado en producción, además de 18 selvas con potencial de producción maderera y papelera.

Sin mujeres en la ciencia


Cada que va avanzando el grado de estudios en materia de ciencia y medio ambiente, se pierde de poco a poco la participación de las mujeres, ello en todas las naciones del mundo. Lo que repercute en pérdida de talento y de nuevas líneas de investigación de temas esenciales para la viabilidad de la humanidad.
De acuerdo al estudio de la UNESCO “El papel de la mujer en la ciencia”, a nivel global en las matriculas de universidad se vive en términos generales una paridad de presencia de hombre y mujeres de un 50 y 50%; que al graduarse y pasar a los posgrados, las féminas bajan su participación al 38%; en el sistema doctorado se sigue a la baja con un 25% de presencia; en nivel investigadora sube al 29%, pero en posiciones de liderazgo de estos sectores se tiene una mujer como encargada en un 11% en los proyectos de ciencia y medio ambiente. Lo cual, redunda que en los premios Nobel en materia de ciencia, sólo 3% de dichos galardones han sido para mujeres.
Al respecto, Alicia Pérez Porro, bióloga investigadora asociada del Museo de Historia Natural del Smithsonian en Washington, DC, declaró a este reportero que conforme pasan los años de estudio para las mujeres se presenta una realidad que en Estados Unidos llaman “la tubería que gotea”, que hace referencia a que muy pocas féminas siguen adelante en sus estudios al paso de los años.
Formuló que existen muchas razones de que las mujeres dejan sus estudios de doctorado y ser investigadoras a futuro. Indicó va desde la formación de una familia y ser madres, que les hace quedarse atoradas en el cuello de botella, pues no publican papers de uno a dos años, que al final repercuten para poder ser catalogadas como investigadoras.
La bióloga de origen español calificó esta realidad como “la penalidad del bebé”, que es una gran lucha que las investigadoras están luchando para que la maternidad no les frene en su profesión y que las instituciones tienen que entender estos procesos de la vida de las mujeres.
Ejemplificó su caso que es ser bióloga marina, y que al estar en los barcos, siempre le miraban con rareza, ya que son trabajos que mayormente son realizados por hombres. Siendo, desde ahí una lucha constante.
Añadió que “en ciencia se pierde el 50% del talento, de las ideas, del cerebro, al no estar presentes las mujeres; ya que, son el 50% de la humanidad que no es escuchada y con una realidad de Cambio Climático no se puede permitir esta situación”.

Mencionó que no es cosa de ser feministas extremas, sino el que las mujeres no estén en la ciencia ambiental se pierde su propia visión del mundo, de apreciar de manera diferente el cuidado ambiental, de expandir las ideas de conservación de la vida; ya que, de principio son quienes conciben la misma.
En Estados Unidos como otras poblaciones anglosajones, explicó son naciones en donde es complicado ser mujer trabajadora en estos temas. En el caso de la ciencia, son puestos que, lamentó este copado por hombres mayores y blancos que allá, señala, se les cataloga de los “White Old Men”, que hacen muy dispar y lento el acceso a la diversidad de género y poblacional a dichos cargos.
Según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), en México se tienen el 0.6% de 7,8 millones de científicos en el mundo, por lo que entonces por cada millón de mexicanos solo 400 de ellos se desenvuelven dentro de la ciencia; cifra muy baja, en comparación con Israel que reporta 8 mil 282.
Ejemplo del impulso de las mujeres en ciencia y medio ambiente en el mundo, está la alianza de Homeward Bound y la organización ACCIONA que auspicia a 80 científicas seleccionadas cada año para una expedición en la Antártida con el fin de investigar y mitigar los efectos del Cambio Climático.
En este evento, las científicas mexicanas Melissa Cristina Márquez y Sandra Guzmán participarán en la edición 2019, cuarta edición de esta actividad.
El Homeward Bound se creó en 2016. En donde mujeres científicas de 35 naciones trabajan en red y por proyectos para documentar las evidencias del Cambio Climático en los polos y diversos ecosistemas. El objetivo final es contar con mil mujeres en diez años que asuman un papel de liderazgo en la lucha contra este fenómeno climático.
La bióloga marina expuso lo anterior al impartir una plática titulada “La Madre Tierra requiere de sus Hijas” a estudiantes en la Universidad La Salle en la Ciudad de México.

Derechos ambientales y no sólo el fútbol deben unir a Latinoamérica


El exPresidente de Bolivia, Jorge Fernando Quiroga, comentó a este reportero que “la defensa de los derechos humanos y atacar al Cambio Climático, es muy variable en Latinoamérica por la disparidad reinante en la región. Sin embargo, por fortuna, recalcó, ha aumentado la conciencia ecológica”.
Realizó una alegoría deportiva indicando que los latinoamericanos deben ser más activos y trabajar de forma conjunta; pues nuestra región requiere de más acciones integradas en defensa y ataque de Derechos Humanos y Cambio Climático y, no sólo estar unidos en las delanteras de equipos como es el Barcelona, que es donde se aprecian unidad entre mexicanos, chilenos, argentinos, brasileños y bolivianos, a quienes urgió trabajar al unísono en estos rubros.
Comentó lo anterior al visitar México durante el Oslo Freedom Forum, en donde la organización Human Right Foundation, informó que 60 millones de personas del planeta están afectados por desastres climáticos; 776 millones viven en pobreza extrema; 884 millones de personas no acceden al agua potable y 53% de la humanidad vive bajo gobiernos autoritarios, es decir casi 4 mil millones de personas.
Por su parte, Alex Gladstein, Jefe Oficial de estrategias de Human Rights Foundation,  dijo a este reportero que sin derechos humanos, sin el derecho a protestar o escribir con libertad en un periódico es imposible ser ambientalista.
“Se debe combatir la corrupción ambiental, y esto nos ha llevado, añadió, a establecer el programa “Defendiendo a los Defensores”, para evitar que las personas que protegen la ecología acaben perseguidos. Siendo Corea del Norte, China, Rusia, Cuba, Zimbawe, Arabia Saudita, Irán, la cabeza de su lista de sitios en donde se han exiliado, encarcelado o asesinado a ambientalistas.
Ejemplificó que en Sochi, Rusia, para los Juegos Olímpicos de Invierno, Vladimir Putin expulso del país a los protectores ambientales que protestaron por tala inmoderada para esa justa deportiva. Aunado a que, dijo, se ha documentado que existieron asesinatos de personas que denunciaron dicha deforestación.

Puso énfasis en que Corea del Norte, es el peor sitio del planeta para los ecologistas y dicha nación, se ha vuelo una pesadilla ambientalista, ya que ha deforestado grandes extensiones de territorio, contaminado ríos, realizado pruebas nucleares, extinguido especies y,  la gente no puede alzar la voz por la falta de derechos humanos.
“Si no protegemos los derechos humanos y libertad de expresión no podremos decir que se tiene la posibilidad de cuidar el medio ambiente”, enfatizó.
De acuerdo a las Naciones Unidas (ONU), la defensa a un derecho a un medio ambiente sano, es una frase consagrada en más de 50 constituciones de naciones de todo el orbe. Pero, se estima que la muerte de ambientalistas (casi 1000 del año 2000 al 2018) suceden en 35 países.
Cabe mencionar que en 2018, se lanzó la Iniciativa de Derechos Ambientales de las Naciones Unidas, enfocada a ayudar a las personas y asistir a los Estados a salvaguardar sus derechos ambientales. Instando a que los gobiernos prioricen la protección de los defensores del medio ambiente y llevar ante la justicia a quienes los violentan.
Rafael Marques de Morais, especialista en defensora de la democracia de la organización europea Maka Angola,  comentó a este reportero que “estamos mal en defensa de los derechos humanos y el medio ambiente. La prioridad de las personas es la defensa de la vida, empleo, alimentación, habitación, de sus derechos sociales, que son lo más visible a su alrededor, mientras que la ecología se deja al final sin prestarle atención alguna”.
Lamentó que quienes viven en los sitios más ricos en recursos naturales son los más pobres, ejemplificó que África, es rica en naturaleza, en energéticos como es el petróleo y en recursos mineros; mas, padecen de una pobreza extrema y hambre en cientos de millones de personas; otra paradoja que provoca no proteger el ambiente, relató, es China que ha crecido en riqueza de su población, pero sus ciudades son un caos en polución del aire provocando que esa misma gente enferme y muera.
Denunció que “faltan espacios de diálogo, que los gobiernos atienden el derecho humano al medio ambiente y que las personas aprecien el valor de los ecosistemas, ya que la lucha en favor del medio ambiente es esencial en las democracias”.
Instancias ciudadanas como la organización Abriendo Espacios para la Paz y Centro “Agustín Pro Juárez”, han detallado que México se ubica entre los 15 países más peligrosos del mundo para los ambientalistas y que las autoridades encargadas de la protección de los derechos humanos, así como el medio ambiente, no cumplen con su labor de protección de estos derechos.
El libro editado por estas organizaciones, “Defender la Vida”, documenta que en el sexenio pasado se tuvieron más de 310 casos de violaciones a los derechos humanos de ambientalistas en México.

Sin ciencia se perderán los ecosistemas


María Elena Álvarez-Buylla Roces, Directora General del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), dijo que la ciencia debe ser un elemento esencial para coadyuvar en la solución a los problemas ambientales de México. Declaró que se debe tener una nueva perspectiva ante los retos nacionales y recordó que la ecología debe ser un eslabón esencial a ser respetaba en sus ciclos y limites que de sobrepasarse dañarán al propio humano.
Esta importancia multidisciplinaria es esencial a ser retomado para pasar a una lógica de cooperación entre los diversos actores involucrados en el sector. Se debe avanzar sin importar si son pocos o muchos los recursos se debe seguir caminando hacia adelante en estos rubros.
Indicó que se tiene diversos problemas en México como es la inequidad ineficiente, analfabetismo, retos en salud, deterioro ambiental, violencia institucional, los cuales se deben atacar de forma multidisciplinaria y que los tomadores de decisión los atiendan con base a que estimen a la ciencia parte fundamental de solucionar estos conflictos.
Dijo que se buscará invitar a colaborar a los más de 30 mil doctorados que están en grandes empresas y en el extranjero y que son egresados del Conacyt para así resolver los programas estratégicos de agua, salud, industrias, conservación ambiental, la desigualdad y visión comunitaria.
A pregunta expresa de este reportero, declaró que el gobierno federal tiene en el nuevo Plan Nacional de Ciencia y Tecnología (por anunciarse) tendrá entre sus componentes el señalamiento de diversas problemáticas ambientales en donde las ciencias y las humanidades tienen como obligación ser el motor y punta de lanza para dar soluciones sustentables a dichos sectores.
Ejemplificó como es la contaminación de diversas cuencas hidrológicas en México, en donde se ha llegado a presentar diversas epidemias contagiosas por la proximidad de personas que viven en proximidad de cuerpos de agua contaminados.

“Se ha detectado a niños cercanos a cuencas con padecimientos como es la leucemia, que es un tipo de cáncer de la sangre y eso sugiere que la toxicidad es latente en los suelos y el agua contaminada o combinación de ambos”, dijo.
Estos factores están transmitiendo estos males que provoca que las medias internacionales de estas enfermedades en nuestro país se eleven y se presenten hoy en niños, cuestión no antes vista en dichos niveles en el territorio. “Esto nos carcome y duele y hace preguntarse a la ciencia sobre los factores de riesgo y la asociación de estos males, las bases biológicas sistémicas, etc., pero con investigación debemos aportar soluciones a estos retos”.
La destrucción ambiental no sólo es la acumulación de toxicidad, asociadas al desarrollo urbano e industrial con poca visión a futuro. Por ello, subrayó, la Federación buscará cambiar estos paradigmas para hacer converger el bienestar social y ambiental con el mayor desarrollo científico y compromiso que éste a favor de los más necesitados.
Por su parte, José Sarukhan, presidente de la Comisión Nacional de Conservación y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), dijo a este reportero que en materia de investigación científica de la biodiversidad biológica se tienen diversos avances en México, ya que se ha logrado producir la información que se requiere de los organismos endémicos en el territorio, pero se tienen áreas con grandes retos.
Añadió que “existen esfuerzos en el estudio de microbiótica y microorganismos del suelo que es un mundo desconocido en México y buena parte del mundo, ya que existe una gran posibilidad de su uso y aplicación de estos organismos para aspectos de mejora ambiental, sector industrial, etc, y espero, dijo, los estudios que se deben hacer en el país, lo realicen investigadores nacionales y que no suceda lo que en muchas ocasiones que lleguen empresas extranjeras y se apoderen de la microbiótica mexicana y no dejen beneficios al país”.
Indicó que “existen miles de cactáceas que salen a Japón, entre otras naciones, y son cientos de miles de materiales de especies de flora con valor ornamental que a lo largo de muchos años han salido del país. Agregó que no es sólo pedir “no toquen”, ya que la mejor manera de evitar la biopiratería es trabajar en aprovechar de buena forma lo que se tiene en los ecosistemas mexicanos.

Fomentan la economía circular para el sector plástico


Ivan Trillo, Director de Sustentabilidad de la empresa química Dow, declaró a este reportero que los plásticos comunes son un elemento contaminante en el medio ambiente y debe aplicarse nuevos esquemas para su reciclado; lo cual, es un punto central del concepto Economía Circular, que tiene que darle nueva vida y valor monetario a estos elementos.
Acción que ya sucede con el plástico PET (sector alimenticio), pero que no ha sucedido con el plástico de usos generales. Situación que expuso, ha llevado a que empresas globales de este sector crearán la Alianza para el Término de los Residuos Plásticos (Alliance to End Plastic Waste, AEPW), que invertirá 1.5 mil de millones de dólares a cinco años; para ampliar la cadena de valor de este producto y se potencialice su reciclado.
Recalcó que de esta manera, hace unas dos décadas se comenzó la acción de difundir el valor del plástico PET, que hoy tiene miles de recicladores en México y genera varios millones de pesos de ganancias. Aspecto que dijo, se busca replicar en otros plásticos, y así implantar el precepto de economía circular.
Indicó que la inversión a realizar por estas empresas en el mundo se enfocará a la creación de infraestructura y oportunidades de negocio para el reusó y reciclado.
De acuerdo a la Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ), los plásticos en su presentación rígida y de película, poliestireno expandidó y poliuretano constituyen el 11.67% de los residuos sólidos urbanos de México. El reciclado de residuos sólidos que se presenta en el país, el concepto plásticos (no PET) equivale al 0.88% de los desechos reciclado de México.


Sin olvidar que algunos plásticos son complicados para reciclar, pues al ser utilizados por sectores industriales, tienen pegados pinturas u otros elementos que requieren de aplicar tecnologías innovadoras para su limpieza. En el caso, relató que esta empresa cuenta con la patente llamada RecycleReady, para lograr el fin de obtener plásticos adecuados para reuso.
Por su parte, la diputada presidenta de la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados, Beatriz Manrique Guevara, dijo a este reportero que el plástico común no ha sido apropiado por la sociedad y una obligación que tiene el poder legislativo es crear un catálogo básico de aquellos que pueden ser reciclados y reducir su uso masivo que ha llegado a ser utilizado de maneras muy exagerados.
Añadió que “la economía circular es uno de los instrumentos que puede involucrar a todos los actores inmiscuidos en la cadena del plástico; desde el productor que acaba sabiendo en donde quedo su producto. Esto debe ayudarnos al control de los residuos y permitir avanzar en el control de este desecho”.
Cabe resaltar que, en México, la generación per cápita en años pasados, fue de 1.2 kilogramos al día, lo que llevó a una generación de 53.1 millones de toneladas, lo que demuestra que los plásticos son componentes esenciales en aplicaciones como la medicina, el transporte, la industria de las telecomunicaciones, la agricultura, el envasado y embalaje, así como la producción de una gran gama de artículos de consumo.
Alethia Vázquez Morillas, Profesora-investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), encargada del estudio titulado “Degradación y Biodegradación de materiales plásticos”, reconoció que, “al igual que todos los residuos, los plásticos generan efectos negativos en el ambiente, que no dependen únicamente de estos en sí, sino de la forma en que se les maneja cuando son desechados. Por ello, debe preferirse la reducción, reutilización, reciclaje y valorización energética, en ese orden”.
Añadió que, la degradación es la pérdida de propiedades que sufre un material debido al efecto de factores externos y a su composición química. “Todos los materiales se degradan, pero a diferentes velocidades; en algunos casos el proceso es tan lento que no se percibe a simple vista, depende tanto de las características del material en sí, como del medio en que se encuentra. Existen diversos tipos de degradación como la foto degradación por luz; la termo degradación con temperatura; la bio-degradación por microrganismos y la degradación mecánica por triturado, así como la química a través de solventes”.
A través de este estudio patrocinado por la ANIQ, la investigadora indicó que la mayoría de los municipios en México, y en concreto los que han aprobado diversas reglamentaciones a favor de los plásticos biodegradables, no someten sus residuos orgánicos a un proceso de composteo, por lo que la biodegradación de los materiales no se llevaría a cabo de manera correcta.
Ejemplificó que hasta un 10% de los municipios del país no tienen sistemas de recolección de basura, desembocando en quema y arrojó de desechos en tiraderos clandestinos y, ello es una muestra del desorden del manejo de residuos a nivel nacional, que en la actualidad provoca que un 67% de plásticos comunes se vaya a rellenos sanitarios, sin ser involucrarlos a la economía circular.

Urge en México tener consumidores responsables para reciclado de PET


El Director General de la asociación civil Ecología y Compromiso Empresarial (ECOCE), Jorge Treviño, declaró a este reportero que del año 2000 a la fecha, México recicla un 14% de los siete tipos de plásticos que se manejan en el mercado y para crecer en este porcentaje, la mejor y única vía de lograrlo es tener consumidores responsables, que no opten por arrojar sus desechos en las calles que provocan una excesiva contaminación visual.
Falta educación del consumidor, esto es un trabajo de largo plazo con las personas y se hagan responsables desde que adquieren hasta su destino final de un producto de plástico, como son las botellas PET. Por ello, añadió, ECOCE lanza diversas campañas de comunicación para no arrojar desechos plásticos en las calles.
Mencionó que existen sectores del reciclado de plástico con porcentajes tan altos que superan a los Estados Unidos y la Unión Europea, tal es el caso del plástico PET (en botellas de agua, refrescos y otros), que coloca a México como el primer lugar a nivel mundial en acopio de PET, al darle una segunda vida a aproximadamente 58% de este material.
Indicó que en el país se reciclan unas 441 mil toneladas de PET, que son procesadas en un 70% en el país y sólo un 30% se exporta; ello debido a que China cerró sus fronteras a exportaciones de este material.
Ejemplificó que los beneficios de esta economía circular del PET es que al reciclar una sola tonelada de este plástico equivale a no quemar 4.4 barriles de petróleo para crear resina virgen; se ahorraron las empresas gastos por 360 dólares; se dejan de ocupar espacios en basureros equivalentes a 43 metros cuadrados  y; se dejan de emitir 3.2 toneladas de gases de efecto invernadero (GEIs).
Enfatizó la importancia de que todos los mexicanos sean responsables de sus residuos, reforzando que la conciencia de la sociedad civil, gobierno y sector privado en materia de reciclaje es fundamental para la preservación ecológica, a través del acopio ordenado y adecuado de envases y empaques.


Acotó que “vamos en buen rumbo, con los porcentajes de reciclado de PET y ampliando la cadena de recuperación de otros plásticos. Pero debemos seguir trabajando y cambiar la percepción pública de que no se recicla adecuadamente. Esta contaminación visual es responsabilidad del consumidor que debe ser educado para no arrojar desechos a las calles”.
Explicó que el caso del éxito del reciclado del PET es que se ha vuelto un negocio desde el pequeño recolector en casa, así como las pequeñas y medianas empresas que contratan personal para captar grandes cantidades de este plástico que es pagado a 5 pesos por kilogramo en las recicladoras.
Detalló que en México existen 16 grandes plantas de tratamiento de PET, que tienen inversiones por casi 350 millones de dólares, generando más de 2,500 empleos directos y tras 17 años de realizar el reciclado de plástico han hecho de México, líder en este sector.
Lamentó que esta situación no pasa con otros elementos contaminantes como es el unicel, que no tiene valor económico para los recicladores, situación que igualmente se presenta en los plásticos rígidos usados en estructuras u aparatos médicos, la espuma de plástico para construcciones o los tubos de PVC, que no son recolectados de forma masiva.
Otro plástico que ha crecido en su reciclado es el rígido oscuro (envases de clarasol, lechero, etc.) que tiene un porcentaje de reciclado del 50%.
También está el caso del plástico de polietileno en versión cristal usado para utensilios para alimentos y otros productos que al estar sucias con comida es casi en cero su reciclado y muy alto su nivel de contaminación.
Aunado a que las empresas integrantes de ECOCE, explicó, tienen planes de aumentar sus inversiones económicas al 2025 y que las botellas de sus productos conlleven en su maquila un 25% de PET reciclado.

Además, que esta industria está negociando para que el poder legislativo federal actualice la Ley General de Prevención y Gestión de los Residuos que tiene 10 años de no ser modernizada y entrar a la tendencia mundial de la economía circular.
Dio a conocer que entre las nuevas acciones de ECOCE es promocionar el acopio de película plástica, aluminio (algunas latas, motores, rines de auto y piezas industriales), cartón laminado (envases de cartón laminado con aluminio y polietileno), hojalata (algunos tipos de latas), polietileno de baja densidad (residuos de bolsas), polietileno de alta densidad (envases plásticos rígidos) y se contempla próximamente integrar la recolección del vidrio.
Finalizó que ECOCE maneja los programas educativos ECO Reto, ECO-Rescate, Acopio Social, Acopio Institucional, Acopio Móvil y acopio en eventos deportivos logrando recolectar 4 mil 500 toneladas de PET en el año 2018, y en cuyo acopio y reciclado se ahorraron 180 mil litros de agua, se evitó la emisión de 13 mil 500 toneladas de GEIs y redujo la fabricación de 18 barriles de petróleo.
Cabe mencionar que esta organización que se conforma por las mayores marcas de agua, refrescos y otros sectores del plástico, forma parte del Acuerdo Global de la Nueva Economía del Plástico presentado a finales del año pasado en Bali, Indonesia por la Fundación Ellen MacArthur y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Impulsan en México la sustentabilidad en la leche


El sector agropecuario y sus derivados como es la carne, la piel y la leche, son factores que deben impulsar acciones de sustentabilidad para mitigar su huella ecológica. Al respecto, Vicente Gómez Cobo, presidente de la Federación Mexicana de Lechería (Femeleche), comentó a este reportero que se trabaja para que los ranchos ganaderos y unidades productoras de leche tengan diversas políticas para ser amigables con el medio ambiente.
Siendo un ejemplo a seguir Nueva Zelanda, que a nivel mundial trabaja en la ganadería sustentable con captación del metano y rehusó de los desechos de las reses. “En México se tiene productores altamente tecnificados comparables con productores globales. Que apuestan a la energía renovable, reciclado de residuos, etc”. Pero estos productores requieren certidumbre de manejo de precios y venta de productos para así solventar sus gastos, aceptó.
Además, existen muchos productores lecheros medianos y chicos que requiere capacitación de manejo de su ganado y que la leche que produzcan sea inocua como sustentable. Siendo esencial que se le brinden los apoyos oficiales necesarios para adquirir la tecnología que pide el mercado.
Relató que en la Femeleche se apoyan iniciativas sustentables en pastoreo inteligente, aunado a colaborar con el Consejo de Bioseguridad del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), capacitar al productor en bienestar animal, reciclado de agua, manejo de excretas, biodigestores, energía limpia, inocuidad, manejo correcto de nutrientes de la leche, plantas de tratamiento de agua en las tratadoras de leche y diversos rubros que rodean a la vaca; siendo al final un lácteo más ecológico y un productor ganadero más productivo.
La leche tiene un impacto ambiental, desde antes de ser procesada en el estomágo de las vacas, ya que para obtener un litro de leche se necesita alrededor de un kilo de pienso para alimentar las vacas lecheras. Este alimento, requiere inversión en recursos financieros como impacto ambiental en su cultivo, secado y transportado.

Además, los gases de metano debidos a la propia digestión del ganado contribuyen al cambio climático. Según el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC), para producir 7.000 litros de leche, una vaca puede llegar a emitir 140 kilos de metano al año, emisiones equivalentes a recorrer 8.000 kilómetros en coche.
En México existen unos dos millones de vacas que brindan casi un 68% de la leche que consume el país; para ser soberanos en este alimento se requerirían de 500 a 700 mil cabezas de ganado adicionales. El costo de cada vaca lechera es de 3 mil dólares.
Nuestro país produce unas 337 mil toneladas de leche, que equivale a unos 10 a 12 millones de litros diarios. Tan sólo en la zona de Comarca Lagunera se producen 9 millones de litros al día.
En la producción de leche, la relación del consumo de agua en relación al producto elaborado es aproximadamente de 8 litros de agua/litro de leche, informó, con base a un dato de la Unión Europea.
La producción de leche en México crece un 1% de forma anual, mientras que la demanda en un 3%. Por ende, se trabaja para ampliar labores, capacidad como acciones sustentables de los productores, que en más del 90% son pequeños que no sobrepasan la propiedad de 100 vacas.
En México el mercado de la leche equivale a 252 mil millones de pesos; siendo en un 35% producto lácteo exportado de naciones como Nueva Zelanda y Estados Unidos.
Indicó que un mexicano consume de 100 a 110 litros al año, que le ubica abajo de los 190 litros que recomienda la FAO. Lo cual, es un reto para nuestra nación que es el noveno productor mundial de este producto. Lamentó que en los estados más pobres de México, en el sur del territorio el consumo per capita anual no sobrepasa de consumir 20 litros de lácteo al año, que al final redunda en menor desarrollo físico de los niños.
Explicó que este producto es esencial para la salud de los niños como de los adultos mayores; pues la FAO lo considera un alimento líquido y no debe ser sólo comparado como bebida.
En México, de acuerdo al INEGI, de la superficie total nacional de terrenos rurales (190.3 millones de hectáreas), más de una tercera parte (64 millones de hectáreas) se destinó a actividades ganaderas –de ese tamaño es el tema de emisiones del ganado, así como del impacto de la leche de las vacas-, a lo que se suman siete millones destinadas a la producción de alimentos para ganado y forrajes (alfalfa, maíz, sorgo, avena, etcétera).
El directivo lechero, declaró lo anterior al anunciar la realización del 4to Foro Nacional de Lechería, a celebrarse el 3 de abril de este año, en la Ciudad de México.