lunes, 7 de diciembre de 2015

Impulsan un banco de germoplasma en Parque Cubitos en Hidalgo

Pachuca, Hgo. En las periferias de la capital hidalguense se ubica el parque Cubitos, su pulmón verde que está desarrollando diversos proyectos de conservación biodiversa como es tener un banco de germoplama del arbolado local y así preservar la flora local.
Proyecto que se detona su edificación para conservar plántulas y semillas de árboles de la región que dan hijuelos en años salteados.
El parque Ecológico de Cubitos, entre sus áreas están el Centro de Educación y Capacitación Ambiental; el Banco de Germoplasma Forestal; el Centro Estatal de Vigilancia y Análisis Ambiental “C4 Ambiental”; así como el Centro Laboratorio de Servicio del Sistema de Monitoreo Atmosférico.
En lo referente al banco de germoplasma se informó que mantendrá el ADN de todas las plantas existentes en Hidalgo, que se estima sean unas 2 mil plantas, que sigue creciendo. En dicho proyecto colaboran la Universidad Nacional Autónoma de México y la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio).
Este sitio está en la zona conurbana de Pachuca y Mineral de la Reforma existe lo que pareciera un oasis casi desconocido y escondido de la creciente mancha urbana de Pachuca, y que por fortuna va creciendo en visita de personas que llega los 2 mil mensuales. En donde a los menores y no tan niños se les invita a desarrollar diversas actividades ecológicas y educativas.

En entrevista con este reportero, Gregorio Sánchez, encargado del Parque comentó que este parque es un gran atractivo y silo de plantas del valle del Mezquital que es la zona central del estado de Hidalgo, que se caracterizan por la falta de humedad; aunado a que esta zona es un área natural protegida a nivel estatal, y posteriormente fue catalogada a nivel federal.
En relación al Banco de Germoplasma está enfocada en árboles, para trabajar con ellos en futuro, ya que el arbolado llega a dar semillas en lapsos de un año, tres o hasta siete, de ahí que tratamos de tener semillas guardadas y en 50 años si se llegase a tener problemas de conservación se tengan resguardo de las mismas.
Se busca tener mayor certidumbre de semillas de mayor calidad y por eso conservar las mejores en un proceso de selección natural. Sobre los problemas de esterilización del arbolado en DF, Edomex y Michoacán, ahondó en que el objetivo es que hidalgo tenga sus semillas y es una parte de prevención; pero las reglas de obtención de semillas si bien se afecta por diversos factores biológicos que repercute en calidad de la semilla, y el banco de germoplasma lo que trata es preservar las que tengan viabilidad.
Dijo que “el gran reto del parque es la conservación de su biodiversidad, y sus procesos naturales como es el fomento de educación ambiental en sus diversa infraestructura creada y por ser edificada. Para así tener bases sociales y educativas para el combate del cambio climático”.
El parque tiene una superficie de 90.4 hectáreas de terreno y se pueden recorrer más de tres kilómetros de sendero para apreciar sus bellezas naturales, aunado a futuras atracciones como es un serpentario. También tienen su tuzuario, donde ha sido posible observar el comportamiento de las tuzas; un laberinto cercado de árboles denominados truenos de más de 3 mil metros cuadrados, jardín botánico con 2 mil 300 plantas del desierto hidalguenses, en su mayoría cactáceas, así como especies de otras partes de la República.
A través de la Calzada de las Yucas y la de las Opuntias pueden conocerse plantas centenarias, pues algunas cuentan con más de 300 años de vida, así como agaves de todo el estado con gran importancia biológica y cultural. Además de ser una reserva natural protegida, el parque cuenta con 10 esculturas de diversos artistas que expresan su sentir por la naturaleza, su compromiso con la ecología y alternativas de conservación.
En este lugar se han llegado a contabilizar 36 especies de aves, 36 especies de mariposas, 55 de abejas, seis tipos de reptiles y de los mamíferos, grupo más afectado en su hábitat, existen cacomixtles, zorros, ardillas, murciélagos, liebres y conejos. Los visitantes más frecuentes, actualmente, son grupos de estudiantes de diversos niveles, ya sea en recorrido o incluso a hacer investigación.
Esto lo expuso al ser ponente durante su participación en el 7 edición del Taller Jack F. Ealy de Periodismo Científico, auspiciado por la Fundación Ealy Ortiz, Instituto de las Americas, ASICOM, realizado en Pachuca, Hidalgo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario