martes, 21 de junio de 2016

Registra baja sensible población de atún aleta azul por pesca indiscriminada

La organización ambientalista WWF instó a los miembros de la comisión de pesquerías del Pacífico Oriental, a mantener las cuotas de captura para las reducidas poblaciones de atún aleta azul del Pacífico y también a adoptar medidas de manejo adicionales y más estrictas, para compensar el actual exceso de capacidad de pesca que existe en la región.
La comisión de pesquerías se reunirá a partir de la próxima semana en La Jolla, California, Estados Unidos, detalló que las poblaciones del atún aleta azul del Pacífico han sido mermadas considerablemente y no hay señales de recuperación en sus números.
Al respecto, Pablo Guerrero, Coordinador del Atún del Océano Pacífico Oriental para WWF, dijo que “nos preocupa que haya un retraso en la recuperación de las poblaciones del atún aleta azul del Pacífico, si el escenario actual continúa, en el que la mayoría de las capturas corresponden a juveniles, y el número de individuos maduros se ha reducido precipitadamente. Solo una reducción significativa de las capturas de juveniles y medidas estrictas para proteger a ambos, los juveniles y los adultos, podrán garantizar la sostenibilidad a largo plazo de esta importante pesquería”.

Además de mantener la cuota de 6600 toneladas de captura, establecida para el 2015 y 2016, WWF solicita a la Comisión Interamericana de Atún Tropical (CIAT1) monitorear de cerca la población para garantizar el respeto de las cuotas, permitiendo la recuperación de la población.
La CIAT y su organización hermana, la Comisión de Pesca del Pacífico Occidental y Central (WCPFC, por sus siglas en Inglés), deben implementar un plan a largo plazo de recuperación del atún aleta azul, que abarque el Océano Pacífico y cuente con reglas de control de las capturas2 robustas, y límites de captura explícitos y basados en la ciencia, para eliminar la sobre pesca y reconstruir la población del atún aleta azul del Pacífico a un nivel que asegure su viabilidad.
Respecto a la difícil situación del atún aleta amarilla y el atún patudo en la región, WWF solicita se adopten medidas urgentes como reglas de control de las capturas y puntos de referencia límite
 para todas las pesquerías de atún tropical.
Dicho marco de manejo, permitirá  a los administradores actuar rápidamente para garantizar que las capturas no excedan los límites aceptables. Por esta razón, WWF apoya la propuesta de Ecuador para la adopción formal de reglas de control de capturas para los atunes tropicales en el Océano Pacifico Oriental.
este organismo informó que se debe tener preocupación por el hecho de que hasta abril del 2016, la capacidad operativa de la flota de cerqueros ha crecido un 11% más, en comparación a los 3 años previos. Un incremento de este tipo muy probablemente conllevará a la sobre pesca de las poblaciones de aleta amarilla y patudo, a menos que la CIAT adopte medidas preventivas adicionales.
WWF insta a la Comisión, que apoye la implementación de medidas adicionales como extender la veda de la pesquería de cerco de 62 a 87 días, según lo recomendado por el equipo científico de la CIAT; implementar un programa de manejo basado en cuotas, y extender el cierre espacio temporal conocido como “El Corralito”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario