lunes, 13 de marzo de 2017

Genera biocombustibles la no separación de basura mexicana

Siempre se ha dicho que la basura reciclada y separada tiene gran valor por el aprovechamiento del papel, cartón, aluminio, vidrio, etc., sin embargo para la empresa Gammakat, el que México tenga poca consideración en separar sus residuos es su beta de oro; ya que al ser la única que posee el derecho de uso de tecnología europea que aprovecha la basura en general sin ser reciclada le permite crear biodiesel de la misma.
Uwe H Roll, Director Gamma Kat Logistic, que se ubica en la ciudad de Mérida, en el estado de Yucatán, en la costa del Golfo de México, hace años pudo apreciar que en los basureros se vive un desastre natural que en pocas ocasiones es bien manejado por las autoridades. De ahí que investigará sobre las tecnologías que pueden reducir el gran volumen de basura almacenado en barrancas.
Detalló en entrevista con este reportero que “se puede transformar la basura en diesel que se requiere para así dejar de usar dinosaurios podridos en los tanques de combustible de las maquinas; siendo los puntos clave la obtención, separación y trituración de los desechos. Más cuando en México la basura es muy rica para energía, ya que sólo se recicla el 8% y, con eso el gobierno dice que actúa en favor de control de los desechos pero el resto se confina de forma errónea que debe ser aprovechada”.
Esta realidad, le llevó a crear desde 2013 Gammakat Logistic que tiene el objetivo de ofrecer soluciones para generar energía renovable sin contaminar y con muy bajas emisiones o uso de fuentes fósiles.
Declaró que esta planta de conversión de desechos en biodiesel usa basura de todo tipo: plásticos, papel, aceites, residuos municipales, restos de comida, residuos de jardines y parques, en donde el proceso de conversión permite una reducción del volumen de hasta el 96%.
Enunció que la innovación de este proceso la selección adecuada de la basura para así poder crear diésel; y que el freno de posicionamiento es tener de forma directa la basura, ya que se tira de forma equivocada tras ser recolectada en las ciudades.
Explicó que para poder realizar la transformación de la basura en diesel sintético se realizaron diversas pruebas y análisis durante 4 años con una inversión privada de casi 2.5 millones de pesos (25 mil dólares). Arrancando oficialmente sus funciones en Agosto 2016 y comenzó la primera fase de producción de combustible sólido. Estimó que tras diversas pruebas por concretar se podrá llegar a una producción de 7,000 litros de biodiesel por día.
Indicó que este proyecto se basa en transformar residuos en combustible de alta calidad y en energía eléctrica. “Cada tonelada de basura produce 1.6 toneladas de dióxido de carbono (CO2) y por cada tonelada de basura que transformamos nosotros, estamos eliminando 1.6 toneladas de CO2. Sumando la cantidad anual de los residuos de la ciudad de Mérida, se podrían mitigar hasta 350 mil toneladas de CO2”.
Esta maquinaria existe para aprovechar materia orgánica y desechos para crear biocombustible; en pocas palabras es adecuar la basura a esta tecnología. “Una basura separada es cara y conviene que no esté separada para así buscar el materia que sirve para crear este combustible. Aunado a aprovechar lo restante como material reciclable, aclarando que se acaba creando diésel como combustible sólido para usos industriales”.
Dijo que “no me conviene que la basura mexicana se separe; ejemplificó que una tonelada de basura separada en Europa tiene un costo de manejo de 3,800 pesos y en México no se paga ni 50 pesos. De ahí que estime que este tipo de apuestas energéticas es ideal el tener basura sólo en dos rubros en orgánico e inorgánico”.


            Este tipo de tecnología, puntualizó que es poco conocido en Europa, ya que cada uno en esa región del planeta tiene sus propias soluciones; que van desde traslados de desechos, costos de combustibles, pero al ser utilizable en basura común, da la impresión de estar hecha a la mexicana por la riqueza orgánica y no separación de los residuos.
Pero, lamentó que la Reforma Energética será un freno a los biocombustibles, ya que SHCP puso un impuesto a los biocombustibles en lugar de un subsidio, temática que le hace ser la única nación que hace ello en el mundo. “México pone el impuesto y, ello es una ridiculez, se habla de contaminación y mejora del ambiente y ponen este impuesto”.
Ahondó que tratan de reducir riesgos ambientales y enfermedades. Generamos casi 250 empleos directos a personas de bajo nivel educativo y unos 1,000 trabajos indirectos, les ofrecemos capacitación y mejoramos su calidad de vida, la mayoría son mujeres que viven cerca de las plantas, muchas de ellas con hijos  que no cuentan con educación.
Detalló que este combustible es factible de ser usado en empresas cementeras y caleras alrededor de Mérida, como Cementos de México (CEMEX), Cementos Cruz Azul y APASCO/Holcim que lo utilizarían en sus calderas para evitar el uso de combustibles fósiles.
Finalizó que entre los planes de crecimiento de este empresa está la construcción de una planta integral de residuos sólidos en el estado de Tlaxcala que se va a inaugurar en el verano de 2017. Al mismo tiempo se gestiona un megaproyecto en la Ciudad de Monterrey con 6,000 toneladas de residuos por día, ello para el 2024.
CAOS GLOBAL EN SU GENERACIÓN DE BASURA
- En el planeta se generan 86 mil toneladas de basura a diario.
- Cada persona en el planeta produce un kilo de desechos al día.
- Al año se registran 7 millones de refugiados ambientales en el planeta.
- 8% de los residuos del planeta sólo se reciclan.
- 92% de los desechos del planeta se entierran en rellenos sanitarios sin ser tratados.
Fuente: ONU
NECESARIO APROVECHAR DESECHOS PARA ENERGÍA: IPN
Ante la gran cantidad de basura que diariamente se genera en la Ciudad de México, es necesario avanzar en el aprovechamiento energético de los residuos que no pueden ser reciclados, esto sería de gran utilidad dado que en los rellenos sanitarios no existen biodigestores para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero que ahí se producen, afirmó Raúl Sergio Cuéllar Salinas, profesor de la Escuela Superior de Economía (ESE), del Instituto Politécnico Nacional (IPN) en la Ciudad de México.
Se calcula que en la capital del país, se producen más de 12 mil toneladas de basura al día, de las cuales, el 47 por ciento son residuos biodegradables susceptibles de ser aprovechados; 26 son inorgánicos con potencial de reciclaje y 27 de aprovechamiento limitado.
El investigador, señaló que desde la entrada en vigor de la Ley de Residuos Sólidos del Distrito Federal en 2003 y la Norma Ambiental del Distrito Federal NADF-024-AMBT-2013 (que regulan la separación y reducción de desechos que se depositan en el relleno sanitario), se ha avanzado, “pero aún falta mucho por hacer, ya que no hay vehículos adecuados para su traslado”.
Dijo que la ciudad utiliza dos mil 400 camiones de basura; hay 12 estaciones de transferencia de los residuos; tres plantas de separación de los desechos, pero no se les da tratamiento para reciclarlos y darles un mejor uso.

Ante, esta situación, el catedrático expuso que es urgente renovar el parque vehicular que resulta ineficiente y obsoleto (el 70 por ciento tiene más de 15 años de antigüedad); también se tienen que modernizar las plantas de transferencia y avanzar en el aprovechamiento energético de los residuos que no se pueden aprovechar.
ACADEMIA: INCENTIVAR PROGRAMAS DE RECICLADO DEL PET
En entrevista con este reportero, Carolina López Suero, directora de Ingeniería en Desarrollo Sustentable del Tecnológico de Monterrey Campus Santa Fe, dijo que en México, el 19% del PET que se genera, se recupera (esto incluye, tanto lo que utilizan las empresas mexicanas como lo que se exporta), por lo que aún hay 81% de PET con potencial de recuperarse.
Señaló que para aumentar ese porcentaje es importante fortalecer los programas de acopio que se tienen y educar a la población para que haga una correcta separación. “Muchos de los programas de reciclado más exitosos son organizados por asociaciones civiles conformadas por los mismos empresarios que consumen PET”.
Dijo que a los gobiernos les faltan políticas públicas que fomenten el reciclaje de los distintos residuos, como 1) incentivos para las empresas que fomenten la creación de centros de acopio, 2) la generación de leyes que promuevan el reciclaje y 3) una adecuada disposición de los residuos, ya que en muchos casos el PET, en vez de recuperarse, se entierra, entre otras.
Por su parte, en entrevista con este reportero, Carlos Antonio Caballero Valdés, director del Campus Sostenible del Tecnológico de Monterrey Campus Estado de México, dijo que en México y Latinoamérica el reciclado de PET es una actividad muy primaria ante la no existencia de planes de gestión y su permanencia en los tiraderos como en los afluentes de agua provocan peligro a la salud por sus dioxinas y furanos que son altamente cancerígenas.
Más dijo que sólo se está actuando en el reciclado de plásticos en las zonas densamente pobladas por lo que sería necesario reglamentar para que en esas zonas y en el resto del país se actuará activamente en ese sentido y siempre apoyados por políticas públicas.
CUMPLE 7 AÑOS INICIATIVA DE RECICLADO DE ENVOLTORIOS
Se cumplieron 7 años de existencia del proyecto de reciclado de envoltorios de alimentos, ello por parte de la empresa Terracycle, que de esta forma contribuye a una mejor educación ambiental de las nuevas generaciones, al ser este un programa enfocado en su mayoría los estudiantes.
Cabe mencionar que cada año se generan 5,000 millones de toneladas de desechos en el mundo, de los cuales sólo el 20% es reciclable. El 80% restante termina en tiraderos como sucede la mayoría de las veces en México o son quemados y usados como combustibles en el caso de algunos países europeos.
Dos dificultades mayores tiene el reciclaje tal y como está concebido ahora: se genera excesiva basura y la que se crea está compuesta por materiales demasiado complejos. Algunos envoltorios de alimentos contienen hasta 20 tipos de plástico diferentes. Así que por muy buena voluntad que tengan los ciudadanos, la mayoría de lo que se tira no puede utilizarse de nuevo, a pesar de que se crea lo contrario.

Este concepto es idea del canadiense, Tom Szaky, quien creo la empresa TerraCycle, Inc. que empezó produciendo fertilizantes orgánicos mediante el embotellado de “excrementos licuados de lombrices” en botellas de refrescos usadas. Desde este comienzo esta empresa ha llegado a ser una de las empresas verdes de mayor crecimiento en el mundo.
Hoy, TerraCycle es reconocida internacionalmente como marca de supra reciclaje y reciclaje que recolecta envolturas y productos difíciles de reciclar y los transforma en productos innovadores y económicos.
La operación está organizada en programas, cada una de las cuales se centra en un producto en particular difícil de reciclar como envolturas de jabón, bolsas de pan, empaques de galletas, bolsas de botana, productos de cuidado bucal y envolturas de pan dulce. Estos desechos pueden recolectarse en cajas de cualquier tamaño para su recolección.
TerraCycle paga todos los gastos de envío, una vez enviados los desechos a la empresa, el recolector suma dinero a una cuenta individual (0.25 centavos de peso mexicano por empaque), que es donado a organizaciones filantrópicas, escuelas y programas comunitarios. La basura recolectada (envolturas, sobres, tubos, etc.) es convertida en carteras, monederos, estuches mochilas o bolsas, que son fabricados por terceros y comercializados por la compañía.
Varios equipos de recolección de residuos se han puesto a trabajar en los diferentes programas que TerraCycle (26,862 personas alrededor de México). La dinámica para comenzar es muy sencilla; se debe ingresar a la página www.terracycle.com.mx y escoger los programas de recolección que van desde bolsas de botana hasta productos de cuidado bucal, una vez realizado este paso se comienza con la recolección, los recolectores podrán ver por medio de la página los puntos que van ganando y de esta forma convertirlos en dinero para la organización de su elección.
FALTA COMPROMISO DE RECICLADO DE ELECTRÓNICOS
El Consejo Nacional de Industriales Ecologistas de México (CONIECO), dio a conocer en comunicado de prensa la urgencia de actuar en aspectos del reciclado, ya que este ámbito tanto debe cambiar, pues México sólo recicla el 11% de sus desechos, así como desperdicia correctamente un mercado que vale 3 mil millones de dólares anuales.
Además que en el país se generan 558 mil toneladas de desechos electrónicos al año y de estos sólo 10 por ciento se recicló. Mientras que el 40 por ciento de esos desechos permanecieron almacenados en casas-habitación y en bodegas, mientras que el resto se quedaron en recicladores informales, rellenos sanitarios o tiraderos no controlados.

Cabe recordar que la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (ANIPAC), la industria del reciclaje en México está valuado en tres mil millones de dólares, con un crecimiento cercano al 10 por ciento al año.  Se estima que son 700 millones de dólares el valor potencial calculado del mercado del reciclaje en México. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada